Disfruta del funk suburbano

En pleno 2015, cuando Uptown Funk era la canción más escuchada en todas las radios del mundo, alguien se atrevió a decir que Uptown Special, el disco de Mark Ronson era un one hit wonder. Vale la pena decirle a esa persona que estaba completamente equivocada.

Después del éxito de Back in Black (disco de Amy Winehouse) y el fracaso rotundo de Versions, el productor armó un disco que lo reivindica como productor y, sobre todo, como compositor.

Siguiendo conceptualmente la línea de Lo Pibitos y Kendrick Lamar, Ronson también logra un reposicionamiento y una reivindicación de la música negra a través de sus canciones. No es menor el dato de que Stevie Wonders es una de las inspiraciones del álbum y es quién lo abre y lo cierra.

En sí mismo, el disco es bastante ecléctico. Las canciones van de colgadas a movidas en un instante pero sin desentonar, como si de alguna manera todas fueran parte de la misma. Lo que predomina es un pegajoso ritmo de guitarra en todas las canciones y una excelente selección de intérpretes

Al ser el disco de un productor, no hay canción cantada por él. Se destacan Bruno Mars por Uptown Funk (No hay que pueda decirles que no sepan) y Kevin Parker que interpreta tres temas pero se destaca en Daffadoils (una mezcla excelente de funk y psicodelia electrónica). Además de ellos aparecen Keyone Starr en I Can’t Loose (Un soul groovero) y Andrew Wyatt con Heavy and Rolling (Canción que resume el disco).

El trabajo compositivo de Mark Ronson es impecable. Logra un acercamiento positivo entre la música negra y el electro-pop con un leve dominio del primero, a diferencia de lo hecho por Daft Punk en Random Access Memories. No sólo las guitarras se destacan, sino el finísimo trabajo de bajo y sintetizador para cerrar siempre un buen groove.

El detalle de las letras es curioso pero al mismo tiempo le suma mucho atractivo a la propuesta. A la hora de escribirlas, Ronson contó con la ayuda de Michael Chabón, Premio Pullizter en 2001 que se copó en dar una mano. Lejos de la arrogancia de Uptown Funk, las letras se pasean por muchísimas situaciones y estados de ánimo.

Dedicado a Amy Winehouse en palabras de Mark Ronson, Uptown Special es un disco que se pasea por la música negra trayéndola a nuestro tiempos y modernizandola sin perder jamás el espíritu. Si alguno creía que este era el disco de Uptown Funk, permítanme decirle que es muchísimo más que eso.

Nacho Casserly

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s